Preocupación

Lo que puedes estar sintiendo

La preocupación es una emoción frecuente que surge cuando sentimos dudas sobre el futuro. Puede ser que estés preocupado por tu salud o la de tu familia. También puede ser que te preocupe pagar cuentas, brindar atención o cuidado a alguien, tu seguridad personal u otras necesidades importantes. Es típico sentirte preocupado, especialmente durante una crisis.  

La preocupación puede hacer que se te haga difícil concentrarte y puede causar cambios en los hábitos de sueño y alimentación. Puedes sentir ansiedad, frustración, nerviosismo, miedo o impotencia. 

Lo que puedes hacer 

Tómate cinco minutos. 

Así sean solo cinco minutos para cuidar de ti mismo pueden hacer la diferencia. Respira profundo y relájate. 

Camina, estírate o toma alguna clase en línea de ejercicio. 

Mientras realices alguna actividad que disfrutes, concéntrate en el aquí y el ahora. 

Mantente en contacto con otras personas. 

Lláma por teléfono o por video chat para conversar con tus amigos, tus familiares, tus vecinos o tu comunidad religiosa. 

Busca el apoyo de las personas y las organizaciones que te puedan ayudar, como las siguientes:  

Tómate un descanso de las noticias y las redes sociales. 

Pasar demasiado tiempo viendo o leyendo las noticias puede generar sentimientos de angustia. 

Busca ayuda profesional si te sientes abrumado por la preocupación o si no la puedes controlar.